Transparencia para la democracia

La transparencia es un principio básico en una democracia sana. A través de ella, instituciones y autoridades rinden cuentas a la sociedad de manera permanente y la ciudadanía puede ejercer su derecho a fiscalizar, a informarse y a participar de manera democrática.

¿Cómo entender la transparencia?

La transparencia se debe entender desde dos ejes principales:

• PUBLICIDAD: Publicación oportuna y pertinente de la información relevante: ingresos, gastos, estructura, procesos deliberativos, vínculos e intereses, cómo participar o denunciar, etc.

• ESTÁNDARES DE PUBLICIDAD: Medios adecuados para visualizar, comparar y entender fácilmente la información. Es decir, que la información publicada sea una herramienta de fiscalización y un elemento que facilite la participación de ciudadanos y militantes.

¿Es suficiente la transparencia?

La transparencia es necesaria, pero no suficiente. Para fortalecer nuestra democracia, esta debe ir de la mano con mayor regulación a entidades públicas y una ciudadanía empoderada que se haga parte de los procesos políticos.

Transparencia
Regulación
Ciudadanía empoderada