¿Los partidos políticos son organizaciones públicas o privadas?

Aunque los partidos políticos no son órganos del Estado y tienen independencia de este para tomar decisiones y participar en la política nacional, son agrupaciones que tienen una responsabilidad pública importante para el correcto ejercicio de la democracia. Por lo anterior, los partidos están sujetos a la regulación y escrutinio público y deben cumplir con estándares de transparencia y democracia interna definidos por las leyes vigentes. En definitiva, tienen algunas características privadas y otras públicas.

¿Qué ha pasado en Chile?

A fines de enero de 2016 se aprobaron las modificaciones a la Ley 18.603 que aumentará la regulación del funcionamiento de los partidos políticos en Chile. El objetivo de la nueva regulación es hacer de los partidos instituciones más públicas, transparentes y democráticas. Todas las disposiciones de la nueva ley terminan de entrar en vigencia el 12 de octubre del 2016.

¿Cuáles son las mejoras más importantes de la nueva legislación?

Derecho público

Los partidos políticos dejan de ser agrupaciones regidas por derecho privado y pasan a ser asociaciones voluntarias regidas por el derecho público. Es decir, se deben a Chile y a sus ciudadanos y ciudadanas, no a sus intereses particulares.

Democratización interna

Se democratiza la elección de dirigentes exigiendo al menos un proceso electoral donde cada militante tenga derecho a votar.

Financiamiento

Se prohíbe que sean financiados por empresas y se limita el financiamiento por particulares. Además, se establece un financiamiento público a los partidos, en función de su presencia nacional y votación. Este financiamiento se puede utilizar solo en ciertas actividades y viene acompañado de nuevas exigencias de transparencia.

Cuota de género

Se incorporan cuotas de género para las dirigencias de los partidos.

Normas de transparencia

Se establecen normas de transparencia y rendición de cuentas hacia sus afiliados y la ciudadanía en general.